Sorprender fuera de fechas

Hay momentos en los que todos esperamos que se nos haga un regalo: Navidad, cumpleaños, aniversario de bodas… No por esperados, estos regalos son menos celebrados pero, ¿por qué no sorprender también fuera de fechas? Ir un día cualquiera a una joyería y escoger una de las bonitas pulseras para mujer en Vigo y regalársela a tu pareja de una forma romántica, solo porque te ha apetecido, hará que se sienta muy especial.

Hay personas que solo regalan en las ocasiones que manda el calendario. Otras, por el contrario, prefieren no regalar en esas ocasiones o se limitan a un pequeño detalle, pero sorprenden a sus conocidos o familiares con bonitos regalos cuando menos se lo esperan. Para algunos, la razón es simplemente, que cuando ven algo que les hace pensar en esa persona y que saben que le va a gustar, no se resisten y lo compran. 

En el caso de los niños, algunos familiares tienen claro que prefieren no hacer regalos grandes en fechas señaladas. Los niños suelen recibir muchos regalos en su cumpleaños y en Navidad. Tanto es así, que muchas veces no aprecian lo que se les da porque non tienen tiempo para dedicarle a cada cosa. Así que aquellas cosas que tienen más éxito se utilizan y otras quedan en un estante olvidadas. Sin embargo, un regalo fuera de fechas siempre va a sorprender de una manera exclusiva, porque será el único que se reciba. Y, seguramente por eso, se apreciará más.

Además, los pequeños se acostumbran a hacer listas para exigir determinadas cosas en esos días señalados, como si tuvieran derecho a recibir lo que piden. Pero cuando se regala un día cualquiera, no hay listas ni exigencias. Y un bonito regalo, por pequeño que sea, puede causar una gran emoción que, tal vez, no despertaría si se hubiera hecho en un día cualquiera.

En el caso de los adultos, muchos interpretan los regalos como una forma de decir que piensan en esa persona y que la tienen presente. Por ejemplo, cuando se han ido de viaje por trabajo y la pareja no está con ellos. O, simplemente, cuando han visto algo en un escaparate y no han podido evitar pensar cuánto le iba a gustar a la pareja, a la madre o a esa amistad de toda la vida que está pasando un momento un poco triste y necesita apoyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *