¿Qué vinos probar en tu viaje a Galicia?

Galicia es conocida por su cocina, tan rica en productos de mar pero también con deliciosas carnes, tanto de ternera como de cerdo o ave y una maravillosa huerta. Pero una cocina de calidad tiene que estar acompañada por los mejores vinos y, en estas tierras, tampoco están faltos de caldos de gran calidad y con una amplia variedad de matices.

Para acompañar los mariscos, los vinos rías baixas albariño son ideales. La combinación es tan perfecta que muchos afirman que una vez que la han probado no pueden dejar de evocar Galicia cada vez que repiten la experiencia. Eso sí, en ningún lugar te sabrá mejor que en su lugar de origen.

Como hemos dicho, el marisco no es el único tesoro de la cocina gallega. A su altura están los capones, tan famosos y tan difíciles de conseguir ya que solo están disponibles en determinadas fechas y por encargo. Saborear un maravilloso capón con un rosado Mencía mejora todavía más si cabe la experiencia aunque al ser carne de ave tampoco queda mal con un vino blanco. El capón relleno de castañas, manzana y ciruela y marinado en vino rosado durante varias horas satisface a los paladares más exigentes.

Los cocidos gallegos son famosos por su contundencia. En ellos todo tiene cabida: grelos, repollo, garbanzos, carne de ave y, sobre todo, una gran selección de cerdo en la que no pueden faltar la “cachola”, el chorizo o el lacón. Para digerir todo esto, nada mejor que un tinto con denominación de origen de Valdeorras, una zona entre Ourense y León muy rica en variedades de uva. Los que mezclan variedad de uva mencía y sousón son los más famosos y no defraudarán. Aunque siempre hay que dejar hueco para los aguardientes y licores gallegos que, como dicen los que saben, son claves para digerir el cocido.

No podía faltar en esta pequeña selección el pulpo “a feira”, elaborado a la manera más tradicional. Lo habitual es tomar este plato con un tinto joven, como un ribeiro, que puede servirse en taza ya que muchos dicen que sabe todavía mejor en este formato. Para los que se resisten al tinto, el godello es una variedad de vino blanco que está muy de moda y que tiene un sabor más refinado que también casa perfectamente con este plato, que no puede faltar en ninguna visita a Galicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.