3 pasos para presentar una reclamación por negligencia a un hospital público

Aunque gozamos de una sanidad pública de buena calidad en general y con excelentes profesionales, en ocasiones las cosas pueden salir mal. No debemos de olvidar que el cuerpo de médicos y profesionales sanitarios está formado, en definitiva, por personas y estas pueden cometer errores, en algunos casos por negligencia en sus actuaciones. Estos errores pueden tener consecuencias de muy diversa gravedad y pueden acarrear responsabilidades tanto para quienes los cometen como para el organismo responsable de ese profesional.

Uno de los motivos por el que se producen más reclamaciones por negligencia es en el caso de intervenciones quirúrgicas que no salen como era esperado. Desde casos tan sangrantes como errores a la hora de operar que hacen que se ampute un miembro sano o se intervenga en el lado equivocado hasta secuelas como consecuencia de un post operatorio mal realizado o haber omitido información importante sobre el paciente.

Si alguien se ve afectado por una de estas negligencias, puede exigir responsabilidad a la sanidad pública y a la persona o personas directamente responsables de dichas negligencias. Esta responsabilidad puede ser penal y civil. Pero es necesario argumentar muy bien la reclamacion sanidad publica Vigo y por eso, el primer paso es contratar a un buen abogado que lleve el caso. Si se ha producido el fallecimiento del paciente como consecuencia de la negligencia, serán sus herederos quienes puedan llevar a cabo la reclamación.

Es importante hacerse con todo el expediente médico del paciente, algo a lo que todos tenemos derecho y que tienen que proporcionarnos previa solicitud. Este sería el segundo paso para la reclamación. Es importante comprobar que el expediente incluye todo lo relativo a la operación o circunstancia en la que se haya producido la negligencia.

Como es importante probar que hay una negligencia, el tercer paso suele ser acudir a un médico privado que pueda hacer un informe sobre la situación del paciente, evaluar las posibles secuelas o daños que se hayan producido y las causas de las mismas. En algunas ocasiones, tras la denuncia en juzgados, será un médico forense quién vuelva a realizar pruebas y estudios al paciente, por orden del juez.

Dependiendo de las circunstancias de cada caso serán necesarios otros pasos previos o posteriores a la denuncia. Por eso es muy importante contar con un abogado especializado en este tipo de demandas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *